lunes, 27 de febrero de 2012

¡Anda, la cartera!, por Ricard Meneu

La prensa del sector cerraba la semana pasada anunciando que “el Consejo Interterritorial creará un grupo de trabajo para desarrollar lacartera básica” (pdf aqui). A pesar de alguna disputa no banal sobre en que términos debe hacerse tal definición, “entre los numerosos temas que prevé abordar la reunión figura  la constitución de un grupo de trabajo para desarrollar una cartera básica de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) y otro para la actualización permanente del catálogo de prestaciones del SNS.”   

Parecería  que por fin hay prisa por tardar. Bienvenida sea. Aunque no todos muestran el mismo entusiasmo por la definición de la cartera. Un inserto en el cuerpo de la noticia señala que “El PSOE teme que redefinir los servicios básicos oculte un recorte de prestaciones

Pero no era esta la cartera a la que pretendía referirme en el título, sino otra, indebidamente olvidada, procedente de la memoria de una muy lejana infancia. Seguramente algunos recuerdan una machacona campaña publicitaria en la televisión única de la época en la que un chaval descuidaba sucesivamente su cartera escolar y una merienda que hoy está en el punto de mira de las campañas de alimentación saludable. Para los que sabiamente empleen el olvido como elemento esencial de su memoria, permítasenos seguir... después de la publicidad.

Tras esta evocación nostálgica, volviendo a la noticia que la ha disparado, en el inserto señalado se informa que el  PSOE plantea, entre otras medidas, "presentar una iniciativa legal para cambiar la Ley 15/97 sobre habilitación de nuevas formas de gestión del Sistema Nacional de Salud para garantizar la transparencia de las concesiones administrativas y otros modelos de colaboración público-privada, asegurando criterios de calidad asistencial con inspecciones específicas".

No es el momento de discutir en qué  medida las concesiones administrativas están afectadas por dicha Ley.  Demasiada tinta se ha dedicado a un texto conformado por un único artículo de 176 palabras:
1. En el ámbito del Sistema Nacional de Salud, garantizando y preservando en todo caso su condición de servicio público, la gestión y administraci6n de los centros, servicios y establecimientos sanitarios de protecci6n de la salud o de atenci6n sanitaria o sociosanitaria podrá llevarse a cabo directamente o indirectamente a través de la constitución de  cualesquiera entidades de naturaleza o titularidad pública admitidas en Derecho.
En el marco de lo establecido por las leyes, corresponderá al Gobierno, mediante Real Decreto, y a los órganos de gobierno de las Comunidades Autónomas -en los ámbitos de sus respectivas competencias-, determinar las formas jurídicas, órganos de dirección y control, régimen de garantías de la prestación, financiaci6n y peculiaridades en materia de personal de las entidades que se creen para la gesti6n de los centros y servicios mencionados.
2. La prestación y gestión de los servicios sanitarios y sociosanitarios podrá llevarse a cabo, además de con medios propios, mediante acuerdos, convenios o contratos con personas o entidades públicas o privadas, en los términos previstos en la Ley General de Sanidad.
 
Lo que me llama la atención es que se pretenda modificar un texto de la sexta legislatura al comienzo de la décima por la formación que gobernó durante la octava y la novena.

Un texto clásico de la arquitectura postmoderna - Venturi R, Izenour S, Scott Brown D. Aprendiendo de Las Vegas. El simbolismo olvidadode la forma arquitectónica-  desarrollaba las razones por las que las obras reflejar su función,  ejemplificándolo en esta imagen presidida por un gran vaciado.

Pues eso. ¡!Anda, los donuts!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario